•   Principal  •  Mapa  •  Biblioteca  •  Galería  •  Temas  •  Buscar  •  Contacto  •
Idioma WEB
Selecciona Idioma

Menu Es

grow.gif MAPA

news.gif CASTREXO
petitrond.gif Castrorramil
petitrond.gif Xemaré
petitrond.gif Burgás
petitrond.gif Da Igrexa
petitrond.gif Cabreiros
petitrond.gif Vilar da Graña
petitrond.gif Castrillán
petitrond.gif Sucastro
petitrond.gif Monte do Castro
petitrond.gif As Airas dos Mouros

stop.gif ROMANO
petitrond.gif Vilar da Graña
petitrond.gif As Telleiras
petitrond.gif Carboeira Folgoso

checkmark.gif CAMINO REAL
petitrond.gif Posada Pepa la Loba
petitrond.gif Nevera de la Garrona
NEVERA DEL ALTO DE LA GARRONA

Versión Imprimible



La actividad de las neveras o neveros artificiales es conocida desde tiempos de los romanos teniendo su gran desarrollo entre los siglos XVI y XIX. Esta actividad fue decreciendo a partir de 1890 debido a la progresiva implantación de fábricas de hielo  en diversas ciudades que fue dejando de lado la red de neveros artificiales y provoca su total desaparición en torno a 1931.

En la antigüedad clásica los médicos ya prescribían la utilización del frío con fines medicinales. Este uso se recuperó con fuerza en el Renacimiento. La primera obra monográfica europea sobre este tema es de 1569, al parecer, es del médico valenciano Francisco Franco y se titula Tratado de la nieve y del uso della. Además de las aplicaciones médicas y de conservación, existe la vertiente lúdica de consumo de alimentos fríos o helados, tanto sólidos como bebidas. Dos años más tarde el médico hispalense Nicolás Monardes publicó el Libro que trata de la Nieve y sus propiedades; y del modo que se ha de tener en el bever enfriado con ella; y de los otros modos que ay de enfriar, en Sevilla en 1571. Hasta mediados del siglo XVII aparecen tratados como el de Juan de Carvajal, Utilidades de la nieve, deducidas de la buena medicina (Sevilla, 1611), y Methodo curativo y uso de la nieve (Córdoba, 1640) del doctor Alonso de Burgos.

Los usos terapéuticos más comunes del hielo han sido: rebajar la temperatura en los procesos febriles, los producidos por la epidemia del cólera, como calmante en casos de congestiones cerebrales y particularmente en la meningitis, detener hemorragias y como anti-inflamatorio o en los traumatismos, esguinces o fracturas.

Aunque fue una actividad complementaria a la economía agraria, lo cierto es que buena parte de la población de la zona estaba involucrada en el comercio de la nieve, bien como dueños de algún pozo, bien como empleados eventuales en las tareas de empoce o transporte. Así por ejemplo, en Fuendetodos la familia materna de Goya no escapó a esta condición: el abuelo del pintor, Miguel de Lucientes, compraba en 1701 una nevera en el “paso del Val”, donde llegaron a levantarse una veintena de "pozos de nieve". Las rentas generadas por este comercio no beneficiaron solo a los hidalgos propietarios de las tierras, pues el acopio, almacenamiento y transporte de la mercancía eran competencia de los vecinos. En algunos casos, como en el mencionado de Fuendetodos, y para mejor defender sus intereses los productores podían agruparse en un gremio, denominado “Junta de Neveros” (1749) o, en otros casos, se ponían de acuerdo en fijar el precio de la nieve por mayoría de votos (1777).

Los trabajos en los neveros comenzaban en primavera después de las últimas nevadas. Cortaban la nieve con palas y la llevaban a los pozos de nieve, donde la prensaban para convertirla en hielo. Este llenado de la nevera, o “empoce”, era un trabajo durísimo y especializado. Las bajas temperaturas dificultaban la penosa tarea de apisonar la nieve en el interior del pozo y el hecho de no disponer de abrigos y calzado adecuado acentuaba la dureza del trabajo. Al pisar la nieve ésta se compactaba con doble finalidad: para disminuir el volumen ocupado y para que se conservara más tiempo en forma de hielo. Cada 50 cm. se extendía una capa de paja como aislante, sobre la que se volvía a compactar otra tongada de nieve. Ya en verano, se cortaban bloques de hielo que eran transportados a lomos de bestias de tiro (caballos o burros) durante la noche para evitar que se derritiera, hasta los puertos y núcleos urbanos más cercanos donde eran comercializados. En nuestro caso se transportaba hasta el puerto del Ferrol, en un viaje, que si el camino real estaba en buenas condiciones, duraría sobre ocho horas.

Aunque la Nevera de la Garrona presenta una planta cuadrangular lo más habitual, por lo menos en la meseta, era la planta circular de hasta 6 m de diámetro. Un ejemplo típico y además muy bien conservado es la nevera de la Culroya, la única que ha conservado su estructura original de todas las documentadas en esa zona mencionada de Fuendetodos. Es muy curioso la existencia de un sistema de poleas que permitía el manejo de esos bloques de hielo que se almacenaban alternado con capas de paja

Una vez marcado el perímetro se comenzaba a excavar la roca que forma el sustrato geológico. La propia piedra extraída se reservaba para levantar posteriormente la bóveda, formada con doble pared de mampostería trabada con barro o una techumbre a doble agua como probablemente sería nuestro caso. Necesariamente había que cubrir el pozo: la lluvia, el viento y el sol eran los grandes enemigos de la nieve almacenada. La nevera de la Garrona presenta unas dimensiones de 10x6 m. Justo al lado y a un nivel superior existía otra edificación de menor tamaño (3x6 m.) probablemente destinada  tanto a servir de refugio a los trabajadores como lugar de almacenamiento de las herramientas y alimentos necesarios para desarrollar la actividad


PARA SABER MAS:

Riveira Requeijo, Antonio (2014): "Camino Real da Carba. Mondoñedo - Ferrol. Treito polo concello de Xermade", en Eume, págs. 246-257.
Ona González, José Luis (2003): "Nieve de Fuendetodos". en De la historia, comarca de campo de Belchite, Belchite II, págs. 147-150
Concello
CONCELLO DE XERMADE
Deseño, contido e programación:
Javier Gómez Vila
Mar Neira González

Web site engine code is Copyright © 2003 by PHP-Nuke. All Rights Reserved. PHP-Nuke is Free Software released under the GNU/GPL license.
Nuke ET Copyright © 2004-2006 por Truzone.

:: fisubsilver style por Daz :: Theme por coldblooded ::